Francisco Blanco Nájera

Nace en Logroño, el 24 de mayo de 1889.  El 20 de diciembre de 1913 es ordenado sacerdote en Comillas (Cantabria), a partir de esa fecha comienza su vida infatigable de trabajo por los demás.  La mayor parte se desarrolla alternando las ciudades de Córdoba y Jaén.  Dedica mucho tiempo al estudio y se preocupa seriamente por remediar los males que aquejaban la sociedad de entonces.  Sobre todo se preocupa de los obreros y los pobres.  En 1944 es consagrado Obispo de Orense.  En su creciente esfuerzo por hacer crecer el nivel cultural y espiritual de la diócesis, visita escuelas, creó nuevas parroquias, un nuevo seminario…

Francisco, preocupado por todos y por todo, constantemente repetía: “Hay que hacer algo” . ¡Y lo hacia!. Con su palabra, con sus escritos, con sus actuaciones frente a los problemas de la Iglesia y de la sociedad.
 
Fue un adelantado a su tiempo en la formación del mundo obrero, sobre todo de las mujeres.  Creó escuelas nocturnas de obreras.  El Sindicato de jóvenes obreras…
 
En ese mismo año de 1944 junto con Soledad Rodríguez Pérez funda la congregación de Religiosas Misioneras del Divino Maestro dedicada a la enseñanza de los pobres, defendiendo que todas las personas somos iguales sin distinción de raza o condición social.  En marzo de 1945 las Misioneras del Divino Maestro abren su primer colegio en Baza (Granada) actualmente están presentes en España, América y África.  En Vigo desde el año 1947 Las Religiosas del Divino Maestro están presentes en el Barrio de Teis y desde 1982 en el Centro de Formación Profesional Divino Maestro

Nace en Logroño, el 24 de mayo de 1889.  El 20 de diciembre de 1913 es ordenado sacerdote en Comillas (Cantabria), a partir de esa fecha comienza su vida infatigable de trabajo por los demás.  La mayor parte se desarrolla alternando las ciudades de Córdoba y Jaén.  Dedica mucho tiempo al estudio y se preocupa seriamente por remediar los males que aquejaban la sociedad de entonces.  Sobre todo se preocupa de los ob reros y los pobres.

En 1944 es consagrado Obispo de Orense.  En su creciente esfuerzo por hacer crecer el nivel cultural y espiritual de la diócesis, visita escuelas, creó nuevas parroquias, un nuevo seminario…Francisco, preocupado por todos y por todo, constantemente repetía: “Hay que hacer algo” . ¡Y lo hacia!. Con su palabra, con sus escritos, con sus actuaciones frente a los problemas de la Iglesia y de la sociedad.

Francisco Blanco

Francisco Blanco

Fue un adelantado a su tiempo en la formación del mundo obrero, sobre todo de las mujeres.  Creó escuelas nocturnas de obreras. El sindicato de jóvenes obreras…

En ese mismo año de 1944 junto con Soledad Rodríguez Pérez funda la congregación de Religiosas Misioneras del Divino Maestro dedicada a la enseñanza de los pobres, defendiendo que todas las personas somos iguales sin distinción de raza o condición social.  En marzo de 1945 las Misioneras del Divino Maestro abren su primer colegio en Baza (Granada) actualmente están presentes en España, América y África.  En Vigo desde el año 1947 Las Religiosas del Divino Maestro están presentes en el Barrio de Teis y desde 1982 en el Centro de Formación Profesional Divino Maestro

Soledad de la Cruz Rodríguez Pérez

Nace en Zamora, el día 1 de febrero de 1904, es la novena de 10 hermanaos, en su familia la llamarán Solita.
 
Ingresa en las Religiosas Escolapias con 16 años.  Era una enamorada de su vocación.
 
Se dirige espiritualmente con Don Francisco Blanco Nájera, coincidiendo ambos en la idea de fundar una Congregación de Religiosas educadoras, dedicadas exclusivamente a los pobres. En la Nochebuena de 1941, M. Soledad presenta su proyecto de fundación a Don Francisco. El 12 de noviembre de 1944, el Dr. Blanco Nájera es Consagrado Obispo para la Diócesis de Orense. . El 7 de diciembre de 1944, en la Vigilia de la Inmaculada, salen de las Religiosas Escolapias M. Soledad y M. Inés, dando así comienzo a la Congregación de Misioneras de Divino Maestro. El 10 de marzo de 1945, M. Soledad, M Inés y M. Amalia abren en Baza (Granada), la primera casa. Comienzan a hacerse realidad sus sueños de estar entre los pobres. Pronto se reúnen con la primeras Misioneras, un gran número de jóvenes de distintos puntos de la Geografía española, que desean seguir sus pasos. Tienen urgencia por hacer realidad el Mandato de Jesús Maestro “Id y enseñad”, sienten, el fuego de su Palabra “Los pobres son evangelizados”. Porque su afán es dar a conocer a Jesucristo en los ambientes más pobres, siendo otros Cristos, desde el “Aprended de mi”.

Nace en Zamora, el día 1 de febrero de 1904, es la novena de 10 hermanaos, en su familia la llamarán Solita.

Ingresa en las Religiosas Escolapias con 16 años.  Era una enamorada de su vocación.Se dirige espiritualmente con Don Francisco Blanco Nájera, coincidiendo ambos en la idea de fundar una Congregación de Religiosas educadoras, dedicadas exclusivamente a los pobres. En la Nochebuena de 1941, M. Soledad presenta su proyecto de fundación a Don Francisco. El 12 de noviembre de 1944, el Dr. Blanco Nájera es Consagrado Obispo para la Diócesis de Orense. . El 7 de diciembre de 1944, en la Vigilia de la Inmaculada, salen de las Religiosas Escolapias M. Soledad y M. Inés, dando así comienzo a la Congregación de Misioneras de Divino Maestro. El 10 de marzo de 1945, M. Soledad, M Inés y M. Amalia abren en Baza (Granada), la primera casa. Comienzan a hacerse realidad sus sueños de estar entre los pobres. Pronto se reúnen con la primeras Misioneras, un gran número de jóvenes de distintos puntos de la Geografía española, que desean seguir sus pasos. Tienen urgencia por hacer realidad el Mandato de Jesús Maestro “Id y enseñad”, sienten, el fuego de su Palabra “Los pobres son evangelizados”. Porque su afán es dar a conocer a Jesucristo en los ambientes más pobres, siendo otros Cristos, desde el “Aprended de mi”.

Soledad de la Cruz

Soledad de la Cruz

La muerte del Fundador, el 15 de enero de 1952, pone a prueba el temple de fe de M. Soledad y el 25 de mayo de 1952, la vemos partir para Venezuela con la primera expedición de Misioneras del Divino Maestro. Su celo misionero la impulsa a establecer varios puestos de Misión en el Congo (1958). También abre una Casa en Francia y otra en Alemania. En 1962 funda Bucaramanga (Colombia). Su salud, siempre precaria, se quiebra definitivamente, a poco de su reelección como Superiora General el 15 de enero de 1965, y después de largos meses de sufrimiento muere en Madrid, el 28 de octubre de 1965. Sus restos descansan en la Casa Noviciado de Orense, en donde, descansan también los restos del Fundador, Francisco Blanco Nájera. Hoy las Misioneras del Divino Maestro constituyen una Congregación extendida por tres Continentes, dispuestas a llevar “la luz de la verdad y el fuego del amor del Divino Maestro a la inteligencia y al corazón de todos los hombres”.